22 abril, 2024

Este magnífico policial, de reciente estreno, se puede disfrutar en el teatro Código Montesco en Gorriti 4356, CABA, los sábados a las 21 y 30 hs. Por Nito Marsiglio.

En la actualidad, la influencia de los medios de comunicación y las redes mediáticas han alcanzado niveles insospechados. Se han convertido en un actor omnipresente que influye en prácticamente todos los aspectos de la vida humana. 

Sin embargo, uno de los terrenos más delicados y susceptibles a su influencia es el sistema judicial y la administración de justicia. 

Esta amalgama entre medios, redes y opinión pública ha transformado el panorama legal y ha llevado a la cuestión incisiva sobre si el sistema judicial es realmente independiente o si se encuentra subyugado a la voluntad fluctuante de las masas. 

Este torrente incesante de información compite por la atención del público, y en esta lucha, el rigor de la veracidad y la profundidad a menudo se sacrifica en favor de lo sensacional y lo polarizante. En este clima, es fácil que los casos judiciales se conviertan en espectáculos mediáticos.

Leonardo Salom con una muy interesante interpretación, como Álvarez el ayudante de la fiscal, aparece en escena con una joven esposada y toda manchada de sangre (Lourdes Ayarde como Ana Filkenstein la acusada). La hace sentar y la amenaza verbalmente mientras ella llora temerosa jurando no recordar nada.

Con este comienzo, la obra deja al espectador en la sospecha de si está frente al caso de un secuestro y el agresor es un matón, pero con la aparición de la fiscal de turno (Ludmila Magnone) queda en claro que se trata de un asesinato cometido por la joven contra su marido.

Con un tempo muy bien trabajado la obra, jugando con el flashback, va reconstruyendo lo sucedido mientras avanza con el tema central de la justicia y su actual influencia mediática.

En una escenografía minimalista y la destacable actuación de Leandro Santillán, Guadalupe Pérez y Laura Proto, “Estado de Shock” nos sumerge en un policial atrapante y mantiene expectante hasta el sorpresivo final.

Puntaje: 80.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *