22 abril, 2024

Este documental escrito y dirigido por Sandra Sandrini se presenta en el Gaumont este jueves 10 de agosto a las 17 y 30 hs en la sala Fernando Birri. Por Nito Marsiglio.

En el vasto universo de las artes escénicas, donde la luz del escenario destila emociones y los gestos expresan los más profundos sentimientos, existe un lugar reservado para aquellos cuyas risas y lágrimas han tejido el tejido mismo de la historia cinematográfica. 

Uno de esos nombres que resplandece con luz propia en el firmamento del drama y la comedia argentina es el de Luis Sandrini. 

Fue durante la década de 1930 que el cine experimentó una transformación revolucionaria con la llegada del sonido. Sandrini, con su voz carismática y su estilo único, se adaptó rápidamente a este nuevo medio y encontró en él una plataforma para llevar su talento a nuevas alturas. Sus primeras incursiones en el cine sonoro lo catapultaron a la fama, y pronto se convirtió en un ícono de la comedia argentina.

La risa es un vínculo universal que trasciende las barreras lingüísticas y culturales. Sandrini, con su habilidad innata para el humor, supo explorar los matices de la comedia en todas sus formas. Ya sea a través de sus gestos, sus expresiones faciales o su timing impecable, logró crear personajes entrañables que se quedaron grabados en la memoria colectiva de varias generaciones.

Luis Sandrini se erige como una figura icónica que encarna la alegría, la emoción y la pasión por el arte escénico. Su capacidad para hacer reír, llorar y reflexionar se convirtió en un regalo para el público, y su legado perdura en la cultura cinematográfica y en el corazón de la sociedad argentina. 

El documental va relatando cronológicamente las distintas etapas de la vida de este genio del teatro argentino y logra mimetizar el manejo de emociones que caracterizó a este gran actor. 

Con un magnífico juego entre material de archivo de las películas de Sandrini, animaciones y reportajes, la directora logra un cóctel que informa, emociona y entretiene dejando en la boca un sabroso sabor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *