22 abril, 2024

Se presenta en FIDBA Festival Internacional de Cine Documental

de Buenos Aires. El documental tuvo su estreno mundial en la Sección Oficial Internacional de la 35º edición de una de las competencias más importantes de documentales: el Festival de Amsterdam (IDFA). Por Nito Marsiglio.

En el tormentoso escenario de la historia humana, las guerras aparecen como eventos tan destructivos como reveladores. 

Y entre los múltiples enfrentamientos que ha presenciado el pasado siglo, la guerra de Malvinas emerge como una cicatriz abierta en el alma de la Argentina. 

Esos hombres, que enfrentaron el frío intransigente del Atlántico Sur y el furor de la artillería británica, volvieron a casa no como héroes, sino como espectros de un conflicto que muchos prefieren olvidar. 

No solo enfrentan el trauma de la guerra, sino que también tienen que lidiar con el estigma de una derrota y la indiferencia de una sociedad que prefiere mirar hacia otro lado.

¿Dónde está la nación que enviaba a sus jóvenes al frente? 

¿Dónde están las voces que, en el ardor de la batalla, clamaban por las Malvinas? 

Silenciadas por la comodidad del olvido, esas voces dejaron a sus soldados en un limbo, en un purgatorio de recuerdos y traumas, sin el reconocimiento ni el apoyo que merecen.

Los excombatientes de Malvinas son el testimonio viviente de una nación dividida entre la nostalgia de un pasado glorioso y la necesidad de mirar hacia el futuro. 

Pero no podemos construir un futuro sin reconocer y honrar a aquellos que dieron todo por nuestra tierra. 

Y aquí radica el crimen: hemos fallado como sociedad al no brindar a estos hombres el lugar que merecen en nuestro corazón colectivo.

La película de Bugarín nos recuerda, con un fuerte sabor a nostalgia, que la memoria es a veces cruel pero necesaria. 

El excombatiente Marcelo Wytrykusz intenta emprender una alocada empresa casi como a modo de reivindicación o revancha.

Cruzar con una pequeña lancha las tormentosas aguas que separan el continente de Malvinas, bajar clandestinamente y dejar una bandera argentina.

Puerto Deseado es una cándida obra que nos adentra sutilmente y poco a poco en el corazón y los sueños de los que arriesgaron sus vidas por nuestra patria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *