22 abril, 2024

Protagonizada por Juan Leyrado, Andrea Frigerio, Romina Fernandes e Ignacio Toselli. Llega a los cines este jueves 7 de septiembre. Por Nito Marsiglio.

La mafia italiana es tan icónica como el Coliseo de Roma o la Torre de Pisa. Es como el queso parmesano en una lasaña, siempre presente pero no siempre a la vista. Tienen un encanto que es difícil de ignorar. A fin de cuentas, ¿quién puede decir que no se siente intrigado por un grupo de hombres bien vestidos que pasan la mayor parte de su tiempo discutiendo sobre la mejor manera de cocinar un ragú mientras manejas asuntos ilegales y extorsionan a la gente?

Uno de los elementos más singulares de la mafia italiana es su obsesión por la familia. De una lealtad a prueba de balas, una conexión que va más allá de la sangre y el amor incondicional por los espaguetis. De hecho, en la mafia italiana, la sangre y los espaguetis pueden ser igual de peligrosos.

La mafia italiana ha dado lugar a algunos de los estereotipos más duraderos sobre los italianos. Desde los trajes elegantes hasta las conversaciones en voz baja y los apodos como “Tony el Dedos Rápidos”, han contribuido enormemente a la creación del mito del italiano elegante y misterioso. 

Gina (Romina Fernandes) y Miguel (Ignacio Toselli) llegan al olivar de los Del Vecchio, la familia de Miguel, con el propósito de Miguel de presentar a su novia Gina a su padre Pascual (Juan Leyrado).

Gina queda deslumbrada con la casa y el olivar pero lo que mas la impacta es su suegro y el aire que tiene a “capomafia”.

A partir de ahí comienza un juego de enredos absurdos que primero asustan á Gina hasta que se entera que Pascual sufrió un shock muy profundo que lo llevó al estado de coma y cuando despertó se creía un jefe mafioso. 

El guión tiene pasajes inolvidables.

En un momento dice Pascual: “Parece ser que actuar es un acto de supervivencia. ¿Quién no actúa para ser querido?”

Esta obra de humor posee varias cualidades que deben ser resaltadas. La fotografía con tomas muy bellas, la escenografía muy cuidada, una muy buena interpretación de los personajes por parte del elenco y una musicalización muy acorde.

Una hermosa comedia, con aroma a espaguetis con tuco, que resulta un placer de disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *