22 abril, 2024

Las arenas ardientes del Sahara, como si fueran el tapiz tejido por los dioses, han sido el escenario donde Níger ha luchado por su identidad y sus recursos. En la oscuridad de la historia, cuando Europa trazaba líneas sobre los mapas como un pintor abstraído, Níger cayó bajo la sombra de la ocupación colonial. Francia, con su ambición insaciable y su deseo de dominación, se abalanzó sobre estas tierras como un águila rapaz, aferrándose a sus riquezas naturales como si fueran tesoros personales.

La actitud colonialista de Francia se refleja en la forma en que se entrelaza con los recursos naturales de Níger. El uranio, elemento vital en la era de la energía nuclear, se extrae de las entrañas de Níger, alimentando la maquinaria industrial francesa mientras las comunidades locales luchan por acceder a servicios básicos. Como un cuento de hadas retorcido, el país africano proporciona la materia prima para el sueño nuclear de Francia, mientras sus propios sueños de desarrollo quedan relegados al olvido.

En última instancia, la lucha de Níger no es solo por sus recursos, sino por su dignidad y su voz. Es la lucha de un país que ha sido escrito en las páginas de la historia como una nota al pie, pero que se niega a ser una nota marginal en su propio destino. La actitud colonialista de Francia es solo un capítulo más en una historia más amplia de explotación y opresión, pero también es un recordatorio de que las sombras del pasado nunca se desvanecen por completo.

El Canal español Negocios Tv entrevista a dos especialistas en geopolítica para hablar sobre el actual conflicto en Niger.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *