22 abril, 2024

En una tarde soleada de Buenos Aires, el telón del escenario de la vida se cerró con un suspiro melancólico. A los 86 años, el actor y ex legislador Héctor Bidonde, dejó tras de sí una estela de memorias y emociones que perdurarán por generaciones. Por Nito Marsiglio.

La noticia de su fallecimiento fue confirmada por la Asociación Argentina de Actores y Actrices, quienes expresaron su tristeza en las redes sociales, compartiendo la pérdida de un gigante de las artes escénicas. “Con gran tristeza, despedimos al actor Héctor Cacho Bidonde. Su extensa trayectoria incluye trabajos en teatro, televisión y cine. Nuestras sentidas condolencias a sus familiares y amistades”, escribió la entidad en su cuenta oficial.

Nacido el 2 de marzo de 1937 en La Plata, la vida de Héctor Bidonde estuvo destinada a brillar en el escenario. Inicialmente, se ganaba la vida como tornero, pero el destino tenía otros planes para él. Estudió en el Conservatorio Provincial de Arte Dramático y, en 1964, hizo su debut en la Comedia de la Provincia de Buenos Aires. 

El teatro fue el escenario donde Héctor Bidonde dejó una huella imborrable. Sus actuaciones en obras como “Hamlet”, “Un informe sobre la banalidad del amor”, “Tres hermanas” y “Ha llegado un inspector” resonaron en los corazones de los espectadores. Además de ser un actor consumado, también incursionó en la dirección teatral, llevando a cabo puestas en escena memorables, como “Don Chicho”, “El inspector” y “Extraño juguete”.

En el mundo del cine, Héctor Bidonde dejó una marca indeleble con más de 30 películas en su haber. Títulos como “Alma mía”, “La noche de los lápices”, “No habrá más penas ni olvido” y “El poder de la censura” le dieron la oportunidad de demostrar su versatilidad como actor y su compromiso con el arte cinematográfico. Sus actuaciones en las recientes películas “Yo nena, yo princesa” y “Puan” reflejaron su constante búsqueda de nuevos desafíos.

Fuera de los escenarios, Héctor Bidonde desempeñó un papel importante en la arena política. Desde su adolescencia, fue un militante comprometido, y en 2003 fue elegido legislador de la Ciudad de Buenos Aires por el partido Autodeterminación y Libertad. Con el tiempo, se unió al Bloque del Sur y en 2007 se postuló como candidato a vicejefe de gobierno de la Ciudad y senador nacional por el Movimiento Socialista de los Trabajadores.

La partida de Héctor Bidonde deja un vacío en el mundo del arte y la cultura de Argentina. Su legado perdurará a través de sus actuaciones memorables, sus enseñanzas y su compromiso con la sociedad. En la memoria colectiva, Cacho seguirá siendo recordado como un actor talentoso, un maestro generoso y un ciudadano comprometido con la justicia y la igualdad. Su luz brillará eternamente en el firmamento de las estrellas argentinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *