22 abril, 2024

Este documental, en formato ensayo, se presenta en la 20 edición del Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos, en la categoría Competencia Oficial de Largometrajes Internacionales. Por Nito Marsiglio.

Los problemas que enfrentan los adolescentes en la era digital, que se ven reflejados en los videos que suben a las redes sociales, son algo  preocupante. Estas plataformas, que ofrecen a los jóvenes una ventana al mundo, nos revelan a veces una realidad que alarma. 

Son seres en desarrollo, experimentando una fase crucial en la formación de su identidad y personalidad. Y es angustiante ver cómo los adultos, en lugar de proteger y guiar a los jóvenes, pueden convertirse en agentes de violencia y marginación. 

Ante su inseguridad, miedos y temores, reciben violencia y menosprecio por parte de ellos. La sociedad en general tiende a invalidar las luchas y las preocupaciones de los adolescentes, ignorando sus sentimientos y experiencias. 

Esto se manifiesta a menudo en comentarios hirientes y despectivos hacia ellos. Y esta violencia verbal y emocional que reciben de sus mayores, solo perpetúa una cultura tóxica y desestabilizadora para los jóvenes.

Con una interesante estrategia compositiva, Angie Vinchito presenta un documental basado en distintos videos subidos por adolescentes rusos. 

Este ensayo, utilizando la técnica de found footage, muestra con mucha crudeza los devenires de estos jóvenes, en esa parte del mundo.

Desde la violencia y el menosprecio por parte de sus educadores hasta ese constante bombardeo de temores a ataques nucleares, terrorismo y catastrofes. 

Todo eso en un magnífico collage de videos subidos a sus Blogs por sus protagonistas, dan al espectador una angustiante idea de lo padeceres de estos jóvenes. 

El film de Vinchito es un excelente ensayo que nos lleva a meditar sobre qué futuro le estamos preparando a nuestros adolescentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *